noticia

El workshop internacional ‘ARCHEOFISH, De Sicilia a las Columnas de Hércules’ se celebrará en Cádiz 25 febrero 2020


El instituto del Patrimonio Cultural del CNR italiano y la Universidad de Cádiz lo coorganizan, con apoyo de CEI·MAR, la EEHAR-CSIC, la Junta de Andalucía y el municipio de Portopalo di Capo Passero

La Universidad de Cádiz acogerá del 5 al 7 de marzo el workshop internacional ARCHEOFISH, De Sicilia a las Columnas de Hércules. Arqueología interdisciplinar del atún y del garum. El grupo de investigación HUM-440 de la UCA y el instituto de Ciencia del Patrimonio Cultural del CNR en Italia coorganizan este encuentro con el apoyo del Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI·Mar), la Escuela Española de Historia y Arqueología en Roma (EEHAR-CSIC), la Junta de Andalucía y el municipio de Portopalo di Capo Passero (Sicilia).

Se trata de unas jornadas, donde especialistas internacionales reflexionarán sobre las investigaciones realizadas sobre la industria pesquero-conservera antigua, a través de los yacimientos de Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz) y los de Portopalo y Vendicari (Siracusa, Sicilia).

Archeofish 2020 es de inscripción gratuita hasta completar aforo. Las personas interesadas deberán apuntarse en el correo workshop.archeofish2020@uca.es

Sus organizadores dedican esta actividad, en homenaje al recientemente fallecido arqueólogo italiano Sebastiano Tusa, miembro del Consejo Internacional de Museos (ICOM) de Italia y concejal de Patrimonio Cultural de la Región de Sicilia.

DIPTICO Archeofish abarcará conferencias y visitas. En la segunda jornada se trasladarán a la Facultad de Ciencias en el Campus de Puerto Real, donde investigadores de Ingeniería y Tecnologías de los Alimentos llevarán a cabo una cata degustación de la recuperación de las salsas de pescado en Baelo Claudia y el último día, conocerán las propias excavaciones arqueológicas en Tarifa.

Cabe destacar que se darán a conocer los resultados más relevantes de los trabajos realizados en la última década en Baelo Claudia, en cuyos saladeros y en la fachada marítima de la ciudad lleva trabajando el área de Arqueología de la Universidad de Cádiz desde el año 2000.