noticia

Fallece Gil Carlos Rodríguez Iglesias, prestigioso jurista internacional y Doctor Honoris Causa de la UCA 17 enero 2019


Gil Carlos Rodríguez Iglesias, prestigioso jurista internacional y Doctor Honoris Causa de la Universidad de Cádiz, ha fallecido hoy en Madrid a la edad de 72 años. Catedrático de la Universidad Complutense y antiguo Presidente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, fue investido con la más alta distinción académica de la UCA en un acto solemne el 20 de octubre de 2010 en el Real Teatro de las Cortes de San Fernando a propuesta de la Facultad de Derecho y siendo padrino el profesor José Alejandro del Valle.

Gil Carlos Rodríguez Iglesias, nace en Gijón (Asturias) en 1946. Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo (1968) y doctor en Derecho en 1975, fue ayudante y profesor de Derecho Internacional en las universidades de Oviedo, Autónoma de Madrid y Complutense, y en Alemania en la Universidad de Friburgo de Brisgovia. Tras superar en 1982 las oposiciones de catedrático de Derecho Internacional Público, ocupó las cátedras de Extremadura, Granada y Complutense de Madrid. Ha sido titular de la Cátedra Jean Monnet de Derecho Comunitario Europeo.

Con la entrada de España en las CC.EE. en 1986, Gil Carlos Rodríguez Iglesias fue nombrado el primer Juez español en el Tribunal de Justicia de Luxemburgo, donde ha desempeñado buena parte de su vida profesional. En esta función jurisdiccional ha sido juez, pero también presidente, desde 1994 hasta 2003, siendo elegido y reelegido por sus compañeros para esta función presidencial en tres ocasiones. Al término de su tercer mandato, en 2003, se reintegró a la vida universitaria española.

Su legado como juez y presidente del Tribunal europeo durante casi 18 años, y su labor propugnando una interpretación generosa en favor de la integración y los ciudadanos europeos, ha tenido un amplio reconocimiento en Europa, como es muestra el Libro Homenaje Une communauté de droit. Festschrift für Gil Carlos Rodríguez Iglesias, Berlín 2003, redactado en los idiomas que dominaba, castellano, inglés, francés y alemán.

Como académico especialista en Derecho de la Unión Europea, consagró buena parte de su producción científica a la función del Derecho europeo y a su relación con los ordenamientos nacionales y los Tribunales Constitucionales y Supremos de los Estados miembros, en particular en materia de interpretación y de aplicación judicial, y de protección de derechos humanos.

En 2003, obtuvo el Premio Walter Hallstein, por su contribución al proceso de integración europea. En 2005 el Comité de Ministros del Consejo de Europa le confió la Presidencia del Grupo de Sabios encargado de examinar la eficacia a largo plazo del mecanismo de control del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Ha sido también, director del Real Instituto Elcano y presidente tanto de la Asociación Española para el Estudio del Derecho Europeo, como de la Fédération Internationale de Droit Européen.

En su brillante carrera, recibió, entre otras distinciones españolas y europeas: Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort, Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, Gran Cruz de la Orden del Fénix de la República Helénica, Gran Cruz de la Orden Nacional Estrella de Rumanía, Grande Ufficiale de la Orden del Mérito de la República Italiana, Gran Cruz de la Orden del Mérito del Gran Ducado de Luxemburgo, Grand Officier de la Orden Nacional del Mérito de la República Francesa, y Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. También era doctor “Honoris Causa” por las Universidades de Oviedo, Turín de Italia, Babes-Bolyai de Rumanía, El Sarre en Alemania, y San Clemente de Ohrid en Bulgaria.