noticia

El Claustro de la UCA aprueba la propuesta de doctoras Honoris Causa de Soledad Becerril y María Izquierdo y la concesión de la Medalla de Oro a la Armada 18 diciembre 2019


Se ha ratificado el informe de gestión del rector y presentado las memorias de actividades de la Defensoría Universitaria y de la Inspección General de Servicios y el informe de auditoría financiera

La Universidad de Cádiz ha celebrado hoy el Claustro ordinario de diciembre, donde, entre otros asuntos, se ha aprobado el Informe de Gestión del Rector por 108 sí y 28 abstenciones. Igualmente, entre los temas que integraban el orden del día, han figurado también la presentación de las memorias de actividades de la Defensoría Universitaria y de la Inspección General de Servicios de la UCA correspondientes al curso 2018/19, así como el informe sobre la auditoría financiera externa de las cuentas anuales del ejercicio 2018.

Además, el Claustro de la Universidad de Cádiz ha aprobado, a iniciativa del Equipo de Dirección y tras contar con el visto bueno del Consejo de Gobierno de la UCA, las propuestas de concesión del grado de doctoras Honoris Causa de la UCA de las dos diputadas andaluzas pertenecientes a la primera legislatura de la democracia española (1979-82): Soledad Becerril Bustamante y María Izquierdo Rojo. La investidura de las dos parlamentarias andaluzas se incluye dentro de los actos previstos por la UCA dentro de la conmemoración de su 40º aniversario. Asimismo, se ha acordado igualmente la concesión de la Medalla de Oro de la UCA a la Armada Española.

Se ha recordado la importante labor de la Armada con la UCA en el desarrollo de sus estudios a lo largo de sus 40 años de historia. Cádiz ha sido el centro histórico en España de formación de marinos. Se pone en valor la colaboración activa y desinteresadamente con la UCA en los estudios marinos desde el Instituto Hidrográfico de la Marina o el Real Observatorio de la Armada. Méritos científicos al que se añaden que el Juan Sebastián Elcano, en el marco del V Centenario de la primera circunnavegación, incluya en su última travesía de instrucción actividades científicas en coordinación con la UCA.

María Soledad Becerril Bustamante, (Madrid, 16 de agosto de 1944). Es una política (UCD y PP) y profesora española. En 1981, fue nombrada ministra de Cultura, convirtiéndose en la primera mujer en asumir una cartera ministerial desde la Segunda República. En 1995, se convirtió en la primera mujer en ocupar la alcaldía de Sevilla. Del mismo modo, en 2012 fue la primera mujer en desempeñar el cargo de Defensora del Pueblo español, puesto que asumió hasta el 21 julio de 2017.

Licenciada en Filosofía y Letras, especializada en filología inglesa por la Universidad de Madrid, completó sus estudios en la Universidad de Columbia. Fue profesora en la Universidad de Sevilla. Fundó en esta ciudad la revista de información andaluza La Ilustración Regional, de la que fue consejera delegada. En 1974, ingresó en la Federación de Partidos Demócratas y Liberales, incorporándose después en el Partido Demócrata de Andalucía, que posteriormente se integró en la Unión de Centro Democrático.

Durante la primera legislatura fue nombrada por Leopoldo Calvo-Sotelo ministra de Cultura en diciembre de 1981, siendo la primera mujer que accedía al Consejo de Ministros desde la Segunda República. Permaneció en este cargo hasta diciembre de 1982. Fue elegida diputada en las elecciones generales de 1977 y en la I Legislatura por la UCD. En la cuarta, quinta y sexta legislaturas, fue elegida diputada en las filas del Partido Popular. Formó parte de la ponencia encargada de redactar el Estatuto de Autonomía de Andalucía. Alcaldesa de Sevilla desde 1995 a 1999 (siendo la primera y única hasta la fecha en ocupar dicho cargo). En 2004, fue elegida senadora por la provincia de Sevilla y, en 2008, diputada por la circunscripción electoral de Sevilla.

El 29 de junio de 2012 fue designada para el cargo de Defensora del Pueblo de España. En junio de 2017 anunció su renuncia tras cinco años en el cargo. Posee distintas distinciones honoríficas, como la Dama Gran Cruz de la Orden de Carlos III (1982), la Medalla de Oro de Andalucía (2006), la Dama Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort (2017) o el Premio Manuel Clavero (2018), así como la Gran Oficial de la Orden al Mérito de la República Italiana (02/06/1999).

 

María Izquierdo Rojo (Oviedo, 13 de septiembre de 1946). Es filóloga, profesora universitaria, política española y referencia incuestionable del movimiento feminista español de las últimas cuatro décadas. Aunque de origen asturiano, vive en Granada desde 1973, donde ha desarrollado su vida profesional y política. Ha sido diputada desde la I hasta la III Legislatura y europarlamentaria durante las legislaturas III, IV y V.

Doctorada en Filosofía y Letras por la Universidad de Oviedo con una tesis sobre la narrativa de Juan Carlos Onetti, con la que obtuvo la calificación cum laude y el premio fin de carrera, trabajó primero en el Colegio Universitario de Málaga y se trasladó definitivamente a vivir a Granada en 1973, donde ha desarrollado su actividad profesional desde entonces, y en cuya Universidad ha sido profesora titular.

Ingresó en el Partido Socialista Obrero Español y en la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT en 1973. Aunque ocupó cargos de representación en ambas formaciones, pronto se decantó por la actividad política, destacando su labor al frente de la reconstrucción en el interior del PSOE granadino durante los últimos años de la dictadura franquista. En las elecciones generales de 1977 fue elegida diputada al Congreso por la provincia de Granada, siendo reelegida en 1979 y 1986.

Iniciado el proceso autonómico tras la Legislatura Constituyente, compaginó su labor parlamentaria con la creación de la estructura preautonómica de la Junta de Andalucía.  En 1978, fue elegida parlamentaria por la circunscripción de Granada en la Junta Preautonómica de Andalucía, ​ siendo consejera de la misma hasta su disolución en 1979. Participó además, en la Ponencia del proyecto de Estatuto de Autonomía. En 1982, fue nombrada secretaria de Estado para las Comunidades Autónomas. En 1989, fue elegida miembro del Parlamento Europeo, integrada en el Grupo Socialista, puesto que ocupó hasta 2004.

Desde 1979 a 1983, fue secretaria de Política Autonómica en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, formando parte de su Comité Federal socialista desde la legalización del partido hasta 1990.  Al finalizar las tres legislaturas europeas como eurodiputada, se reincorpora a su plaza de profesora Titular de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Granada, ejerciendo la docencia hasta su jubilación en septiembre del año 2015.  Actualmente, alterna su residencia en Asturias y en Madrid, es directora del Instituto para la Democracia y la Ciudadanía y presidenta de la Asociación Foro Veneranda Manzano.

Ha sido galardonada, entre otras distinciones y honores, con la Medalla al Mérito Constitucional, Premio Europa, Concejal de Honor del Ayuntamiento de La Tahá (Granada), Premio Federación Maria Lejárraga, (2010), Premio Clara Campoamor de Andalucía (2013), Premio Mariana Pineda (2013), Premio Rosa de Lima Manzano (Madrid de 2013 y en Burgos en 2015), Memorial Pablo Iglesias del C.E.D.I.S, Premio Meridiana (2018) y, en 2019, Premio Emilio Castelar.