evento

Ciudades inteligentes: Medio ambiente, transporte y salud 22 juillet 2019


OBJETIVOS:

El término "Smart City" o "ciudad inteligente" se utiliza como un instrumento al
servicio de una visión de futuro: un proyecto inteligente de ciudad que aplique una
estrategia de transformación que impulse la sostenibilidad social, económica y
medioambiental. Una ciudad inteligente obliga a pensar en la clave para su
desarrollo, los ciudadanos inteligentes.

En la actualidad la tecnología se ha convertido en una herramienta fundamental,
para la configuración de una nueva sociedad, que demanda nuevas formas de
comunicación, nuevas formas de gobernanza y sobre todo busca de forma incesante la
generación de nuevas oportunidades asociadas en los servicios de la ciudad y la
necesidad del ciudadano. Las Administraciones Públicas tienen un papel fundamental,
no sólo para impulsar nuevas tendencias, sino deben reorientar hábitos comunes,
tanto en la prestación de servicios públicos para el ciudadano, como la apertura
de datos, que configuren nuevas opciones y potencien la transparencia.

Se pretende realizar una reflexión para ayudar a entender la necesidad de
implicación del ecosistema global para configurar la ciudad y el territorio. Un
ecosistema en forma de cuádruple hélice deben incluirse, además de la
Administración (Regional-Local), Universidad-Centros Tecnológicos, a las empresas
y a los ciudadanos, ambos los verdaderos receptores del dinamismo y de la mejora de
oportunidades y servicios respectivamente.

Esta iniciativa es imparable, con orientaciones a los datos (Big/Open Data), el
Internet de todas las cosas y nos obliga a plantear que detrás de grandes
soluciones tecnológicas y de plataformas de ciudad, se ubican otros desarrollos que
activarán la sociedad actual hiperconectada que demanda y consume información,
pero que además rápidamente se ve influida por las tendencias y modelos basados en
la innovación social, ningún territorio debe obviar.

Ciudad, ciudadanos y soluciones asociadas generan un interesante foco de atención
que debe ser debatido, adaptado y orientado en los marcos territoriales, pues como
es evidente no existe un modelo único para todos ellos y en paralelo generar una
cultura del cambio, de modelos de gestión público-privado, de apertura de datos y
sociabilización de la información, en aras de una co-gobernanza y un proceso de
generación de modelos de negocios que sitúe a la tecnología como herramienta
idónea, para el ciudadano del siglo XXI, el ciudadano 2020, hiperconectado.

Más información e inscripciones