noticia

La UCA impulsa por segundo año consecutivo una serie de talleres divulgativos dirigidos a personas ancianas 30 diciembre 2017


La investigadora Estrella Espada, del departamento de Química Analítica, ha coordinado esta iniciativa con la colaboración de asociaciones como la Cruz Roja de San Fernando

Acercar la ciencia y el conocimiento al mayor número de personas posibles es uno de los retos de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i), quien, en colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) – Ministerio de Economía y Competitividad, ha impulsado la iniciativa Tú también puedes, una actividad centrada en la puesta en marcha de diferentes talleres divulgativos que han estado dirigidos principalmente a personas ancianas y a niños con algún tipo de discapacidad intelectual.

Esta acción, que ha estado coordinada por la profesora Estrella Espada, perteneciente al departamento de Química Analítica, ha contado con la ayuda de profesorado y alumnado de este área y del departamento de Ingeniería Química y Tecnología de Alimentos.

La idea principal de la iniciativa gira en torno al hecho de que la ciencia está en todas partes, ya que todo lo que nos rodea se puede explicar gracias a ella. “Es cierto que cada vez más se intenta divulgar la ciencia a los niños y los adolescentes pero, ¿por qué no transmitir esos conocimientos y esa curiosidad por la ciencia a otros colectivos con más dificultades para acceder a esos contenidos, como los ancianos o niños con algún tipo de discapacidad?”, como explica la profesora. De esta forma, Tú también puedes surgió de la inquietud por querer transmitir la química, la física y las matemáticas a un tipo de público diferente.

En esta ocasión, las alumnas del Programa de Personas Mayores de Cruz Roja de San Fernando han conocido de una forma práctica y participativa la importancia del agua y la manera de evaluar experimentalmente los parámetros de calidad, tal y como se lleva a cabo en un laboratorio de análisis de aguas. Además, han tenido la oportunidad de realizar una pequeña investigación científica con muestras reales de diferente procedencia.

Desde Cruz Roja, han indicado que este tipo de actividades “mejoran la autonomía, la capacidad de análisis y la motivación por la investigación de las participantes, las cuales han realizado experimentos científicos que nunca pensaron que pudiesen haber llevado a cabo”.