noticia

Un 44% de los emprendedores andaluces planea ofrecer nuevos productos y servicios tras la crisis COVID19 29 mayo 2020


El Observatorio GEM de Andalucía, que coordina la UCA, ha publicado un informe de la situación del emprendimiento andaluz ante la pandemia y comparación con España

El Observatorio GEM de Andalucía acaba de publicar el informe Situación del emprendimiento en Andalucía ante la crisis del COVID-19. Análisis comparado con España y recomendaciones, dirigido por los catedráticos María del Mar Fuentes (Universidad de Granada) y José Ruiz Navarro (emérito de la Universidad de Cádiz), donde se detallan las consecuencias de la pandemia en el tejido emprendedor andaluz y se ha comparado con el de España en un estudio de campo entre el 20 y el 30 de abril, en el que han participado más de 4.000 personas. Un 44% de los emprendedores andaluces planea ofrecer nuevos productos y servicios tras la crisis COVID19.

La pandemia ha impactado de manera importante en Andalucía paralizando gran parte de la actividad y generando una alta incertidumbre. La actividad se ha mantenido solo por el 54% de las personas consultadas, principalmente mediante el teletrabajo; alternativa por la que optaron el 45%. Los cierres temporales alcanzaron al 44% y los definitivos y traspasos, casi el 2%. En comparación con la media de España, los cierres temporales han sido más numerosos en Andalucía que en España y menor el porcentaje de aquellos emprendedores que dicen continuar su actividad normalmente, o continuaron su actividad mediante el teletrabajo.

Las repercusiones varían en función de los sectores, el tamaño de las empresas y el grado de su madurez. El desplome de la demanda ha tenido especial incidencia para el sector de consumo que tiene una alta presencia en Andalucía, el 56% declaró perder su demanda, el 66% tuvo que cancelar los pedidos a sus proveedores y el 57% prevé un impacto muy negativo en sus empresas. En el caso de la industria y el sector de servicios a empresas, la pérdida de la demanda se situó en el 11%.

Las medidas tomadas han sido diversas. La decisión de cambio en sus modelos de negocios es más alta entre los emprendedores de Andalucía que la media de España y aparece como la medida más relevante relacionada en el ámbito de la cadena de valor. En general, la cuarta parte de las empresas ha cambiado su modelo de negocio y entre el 15% y el 18% redujeron precios, renunciaron a parte de sus mercados y llegaron a acuerdos con sus proveedores. En Andalucía, han sido mayores que en España las reducciones del empleo, decisiones que han ido acompañadas por un menor uso del teletrabajo. Las decisiones sobre reducción del empleo las ha tomado algo más del 20% optando por la reducción de horas de trabajo el 16% y el 10% por recortes salariales. En cuanto a las medidas financieras, una cuarta parte ha recurrido a financiación externa y el 31% ha aplazado pagos.

En general, parece existir un ligero mayor optimismo en el reconocimiento de oportunidades en Andalucía que en España. Esta mayor predisposición al reconocimiento de oportunidades es más acentuada para los que opinan que estarán unidas a las necesidades relacionadas con la pandemia (25%); y siempre que cuenten con los recursos para su explotación (el 26%). Solo el 6% de los consultados muestra un alto pesimismo y no identifica nuevas oportunidades.

Es destacable observar que las expectativas que se indican sobre el futuro aparecen unidas no solo a la identificación de oportunidades de mercado sino también de manera destacada a las acciones que se demandan a las administraciones. El sector público aparece como un agente esencial en el futuro del ecosistema emprendedor de la región. El 88% percibe que hay colaboración, pero el 21% teme que no haya fondos públicos suficientes para sostener las ayudas que se le demandan, entre las que destacan la simplificación administrativa y la moratoria en las obligaciones fiscales y con la seguridad social.

Las crisis son momentos en los que es preciso hacer uso de todos los recursos disponibles y pueden servir para identificar y explotar oportunidades si se emplea la inteligencia colaborativa que descansa en la cohesión social. Las recomendaciones que se proponen desde el Observatorio GEM se agrupan en tres grandes categorías: las que tienen que hacer frente a la reactivación de la actividad económica paralizada por la pandemia, movilizando los recursos disponibles; las que se agrupan alrededor de nuevas oportunidades que surgen y que pueden suponer la transformación futura de la región si se movilizan los recursos necesario; y la que responde al concepto y esencia de un ecosistema emprendedor alimentado por el conocimiento, la innovación y la colaboración entre todos los agentes sociales.

El equipo redactor ha estado formado por Raquel Barreda (Universidad de Jaén), Carmen Camelo Ordaz (Universidad de Cádiz), Aida del Cubo (Universidad Pablo de Olavide), Noelia Franco Leal (Universidad de Cádiz), Sofía Louise Martínez (Universidad de Málaga) y Estrella Terán Moreno (Universidad Pablo de Olvide).

El equipo GEM Andalucía, que coordina la UCA, ofrece información de la región desde el año 2003 y está compuesto por más de 50 investigadores de las universidades de Andalucía: Almería, Cádiz, Loyola de Córdoba, Granada, Jaén, Málaga, Sevilla y Pablo Olavide.