noticia

Los alumnos Juan Diego Rodríguez y Judith Baro ganan la primera edición del programa ‘TOROLAB’ 15 marzo 2019


UCA y Fundación Osborne organizan esta iniciativa para potenciar el sector turístico y gastronómico de El Puerto de Santa María y fomentar el emprendimiento entre los jóvenes universitarios de la provincia

La Universidad de Cádiz y la Fundación Osborne han clausurado esta mañana la primera edición del programa TOROLAB, factoría de soluciones emprendedoras basadas en el conocimiento universitario, en la que han participado casi una decena de estudiantes de la UCA con propuestas innovadoras y emprendedoras para potenciar el sector turístico y gastronómico gaditano. El vicerrector de Transferencia e Innovación Tecnológica de la UCA, Javier Pérez, el director de la Fundación Osborne, Antonio Abad, el director General de Empleo y Emprendimiento de la UCA, Luis López, y la responsable de Comunicación y Relaciones Públicas de Osborne, Carla Terry, han hecho entrega, en el salón de Grados de la Facultad de Medicina de Cádiz, del primer premio a los alumnos Juan Diego Rodríguez y Judith Baro; que consistirá en una beca para cursar un posgrado oficial en la Universidad.

Los ganadores se pusieron como reto acercar la marca Osborne a los millennials a través del entorno digital. Para ello, diseñaron un taller de coctelería para acercar a los jóvenes al mundo del vino. Esta nueva forma de acercarse a los jóvenes ha llevado a sus promotores a organizar un nuevo modelo de visita a la Bodega de Mora de Osborne en El Puerto de Santa María, más enfocada en las historias que hay detrás de los vinos de Osborne, e introduciendo como parte de la visita el taller de cócteles.

TOROLAB anima a los estudiantes de la UCA a diseñar y desarrollar soluciones emprendedoras que respondan a problemas reales que plantea el Grupo Osborne, permitiéndole así, acercarse al mundo laboral desde el ámbito académico y aplicar los conocimientos adquiridos dentro de las aulas. Su objetivo es potenciar el sector turístico y gastronómico de El Puerto de Santa María y fomentar el emprendimiento entre los jóvenes universitarios de la provincia de Cádiz.

Esta iniciativa “ha construido un nuevo puente entre la UCA y Osborne, para seguir realizando actividades en conjunto”, según han resaltado los responsables de sendas instituciones, así como han anunciado que ya se está planificando para el próximo mes de abril la segunda edición.

A lo largo de cuatro meses de intenso trabajo, las personas participantes han diseñado una solución para los desafíos planteados por el Grupo Osborne, han entregado un plan de implantación, con el objetivo de que las soluciones planteadas puedan experimentarse en un corto período de tiempo y la Fundación pueda decidir ponerlas en marcha.

Estas propuestas las han desarrollado alumnado de la Universidad de Cádiz, pertenecientes a distintas titulaciones, por lo que “la fusión de conocimientos y visiones han dado lugar soluciones muy dispares e innovadoras, que van desde pulseras de recuerdo, celebración de talleres de Brandy, nuevas propuestas de contenidos para  redes sociales hasta un nuevo programa de visitas a la Bodega, basada en las propiedades beneficiosas que presenta el vino y un nuevo formato más fresco e informal con el que llegar a los jóvenes”, en palabras de los organizadores.

Una veintena de estudiantes de la Universidad de Cádiz se presentaron al programa, de los que se seleccionaron a siete para participar en su primera convocatoria. Los protagonistas de esta primera edición han sido: Juan Diego Rodríguez Aparicio (máster en Ingeniería Naval y Oceánica), Judith Baro Guerrero (máster en Traducción Audiovisual, Localización, Subtitulación y Doblaje), Juan Francisco Álvarez Sigüenza (doctorado en Comunicación), Francisco Carrión López (grado en Administración y Dirección de Empresas), José Manuel Pinto Perea (máster en Creación de Empresas, Nuevos Negocios y Proyectos Innovadores), Antonio Jiménez Montero (grado en Marketing e Investigación de Mercados y Turismo) y Jose Blas Ruiz Carreño (doble grado en Publicidad y Marketing). En el desarrollo de sus trabajos, han estado acompañados en todo momento por un equipo de tutores tanto académicos como profesionales externos, pertenecientes a la dirección del Grupo Osborne.

Al tratarse de un programa de intraemprendimiento, los participantes han hecho uso en todo momento de metodologías ágiles que permiten testear y validar el modelo de negocio, minimizando la utilización de recursos y tiempo. Estas herramientas son utilizadas en la actualidad por múltiples proyectos gestionados desde la Cátedra de Emprendedores en su servicio de asesoramiento habitual, por el que ya han pasado más de 1.000 iniciativas emprendedoras.