Rafael Alberti Merello

Doctor: D. Rafael Alberti Merello
Propuesta: Facultad de Filosofía y Letras
Padrino: Prof. Dr. D. José Luis Tejada Peluffo
Celebración: Facultad de Medicina 28 de abril de 1982
250 X 120
Nacido en El Puerto de Santa María, Rafael Alberti inicia sus estudios en el colegio San Luis Gonzaga, donde ya estudiaron Juan Ramón Jiménez y Pedro Muñoz seca. No obstante, en el año 1917 debe abandonar su tierra y trasladarse a Madrid, aquí se consagra al aprendizaje de la pintura. Aunque logra exponer algunos de sus cuadros y dibujos, Alberti deja a un lado este arte al descubrir una vocación aún más fuerte, la poesía.

En 1920, escribió sus primeros poemas, pero no es hasta 1924 cuando publica su primer libro: “Marinero en Tierra”, obra que le valió el Premio Nacional de Literatura, compartido con Gerardo Diego. En la Residencia de Estudiantes, Alberti conoce a Federico García Lorca, Salvador Dalí, Luis Buñuel y otros poetas y artistas de la generación del 27. En estos años, publica La amante, El alba del alhelí y participa en el homenaje a Góngora en el tercer centenario de su muerte. Romanticismo y surrealismo se mezclan en Sobre los ángeles (1929), al que siguen Sermones y moradas y Elegía crítica.

Luego vendrá la etapa de «el poeta en la calle», de la poesía «civil», que testimonia su incipiente compromiso político: Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos y Con los zapatos puestos tengo que morir (1930). Fundó y dirigió la revista Octubre con su compañera María Teresa León. En 1931, ingresó en el Partido Comunista de España (del que en 1983 llegaría a ser fugaz diputado por Cádiz) y ensayó el teatro vanguardista y comprometido. Rafael Alberti estudia el reciente teatro europeo gracias a una beca de la Junta para Ampliación de Estudios y durante el año 1932 viaja por Alemania, Francia, Dinamarca, Rusia, Noruega, Bélgica y Holanda.

Con la llegada de la Guerra Civil, es nombrado secretario de la Alianza de Intelectuales Antifascistas, cargo que compagina con el de Director del Museo Romántico y editor de la revista El mono azul. En 1938, marcha a París donde escribe Entre el clavel y la espada y Vida bilingüe de un refugiado español en Francia e inicia La arboleda perdida. Finalmente, se instala en Argentina donde su obra creció de forma decisiva, señalada por el sentimiento del destierro: Coplas de Juan Panadero, Retornos de lo vivo lejano y, en teatro, El adefesio y Noche de guerra en el museo del Prado. En 1963, fija su residencia en Roma, ciudad que evoca en los versos de Roma, peligro para caminantes (1968). En 1965, recibe el premio Lenin de la Paz. Con motivo de su retorno del exilio en abril de 1977, poetas de todas partes de España le dedican un libro-homenaje: Del corazón de mi pueblo, escrito en castellano, catalán, gallego y euskera.

Ya en España, publica Abierto a todas horas (1979), Versos sueltos de cada día (1982) y Versos para Altaír (1988). En 1981, es nombrado Hijo Predilecto de El Puerto de Santa María. Un año más tarde, el Ministerio de Cultura le concede el Premio Nacional de Teatro. En 1983, recibe el premio Miguel de Cervantes y es nombrado Hijo Predilecto de Andalucía. Ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1989, en reconocimiento de su actividad pictórica.

Fallece el 27 de octubre de 1999 en su localidad natal de El Puerto de Santa María.