noticia

La unidad de Geodetección de Patrimonio Histórico de la UCA participa en varias prospecciones en Alicante 2 enero 2018


 Avanzar en el conocimiento del antiguo Portus Ilicitanus, la Villa Roma ubicada en l’Alfàs del Pi, los alfares romanos de Jávea y verificar los refugios antiaéreos de la Guerra Civil en Elda han sido parte de los trabajos realizados en la zona

La unidad de Geodetección de Patrimonio Histórico de la Universidad de Cádiz (UCA), coordinada por el profesor Lázaro Lagóstena, ha llevado a cabo diversos trabajos de prospección geofísica en la provincia de Alicante centrados en avanzar en el conocimiento de zonas como el antiguo Portus Ilicitanus (el puerto de la ciudad antigua de Ilici –Elche-), la Villa Romana situada en el municipio de l’Alfàs del Pi, las alfarerías romanas de Jávea, así como la localización de varios refugios antiaéreos de la Guerra Civil en Elda.

Uno de los trabajos más destacados se ha centrado en la documentación, a través de prospección geofísica, de más de dos hectáreas ubicadas en el puerto romano de Santa Pola, “donde se aprecian muchas de las estructuras portuarias del antiguo Portus Ilicitanus, el puerto de la ciudad antigua de Ilici (Elche)”, un trabajo que ha sido posible, en un entorno urbano, gracias al patrocinio municipal.

Por otra parte, las tareas llevadas a cabo en el espacio de protección arqueológica de l’Albir se ha realizado en un espacio que aún permanece sin excavar con el objetivo de comprobar la posible existencia de restos arqueológicos que puedan conservarse en el subsuelo. El área de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi y la Universidad de Alicante (UA) impulsan esta investigación en la que colabora la UCA, que proporcionará información de gran valor científico que permitirá delimitar el asentamiento tardorromano ubicado en el entorno de esta Villa Romana de l’Albir.

La actuación, que se enmarca en el proyecto Patrimonio Virtual, dirigido por el profesor Jaime Molina Vidal de la UA, ha consistido en la exploración, con georradar 3D, del espacio de protección arqueológica delimitada por el camí Vell d’Altea, la línea de costa, la calle Andrómeda y la avenida de l’Albir, que incluye dos yacimientos arqueológicos declarados Bien de Relevancia Local -Villa Romana y mausoleo-, así como posibles restos aún sin descubrir de necrópolis excavadas en los años 80 y 90 del siglo pasado.

Por otra parte, los investigadores de la Universidad de Cádiz, contratados por el Ayuntamiento de Elda, trabajaron con el sistema de georradar en la localización de varios refugios antiaéreos de la Guerra Civil. La concejalía de Patrimonio Histórico de dicha localidad decidió utilizar esta técnica en los lugares donde se tiene indicio o constancia de estos restos arqueológicos porque supone un ahorro económico y permite realizar el procedimiento sin invasiones sobre el terreno y sin movimientos de tierra. Este sistema verificará por dónde circulan los túneles, cámaras o espacios de estos refugios, así como se intensificarán las labores de búsqueda en la plaza Sagrado Corazón y, sobre todo, en la plaza del Ayuntamiento. En la misma localidad, se exploraron otras zonas arqueológicas como el yacimiento del Monastil y los alrededores del castillo de la ciudad.

Para todos estos trabajos de prospección, se ha utilizado el georradar StreamX, de dos metros de ancho de barrido e impulsado con vehículo motorizado, un equipamiento singular y único en Andalucía que posee gran capacidad de exploración. Este equipamiento científico hace exploraciones en tres dimensiones y con bastante calidad de imagen, con una tecnología no invasiva de última generación.