noticia

La UCA reconoce la labor de 750 empresas y entidades colaboradoras en las prácticas curriculares 14 marzo 2018


Galería Fotográfica

 

El Vicerrectorado de Transferencia e Innovación Tecnológica organiza este acto, donde se agradecen la implicación y la buena acogida de su alumnado en sus organizaciones durante el curso 2016/17

La Universidad de Cádiz, a través del Vicerrectorado de Transferencia e Innovación Tecnológica, ha organizado este mediodía la segunda edición del acto de reconocimiento a la labor de cerca de 750 empresas y entidades que colaboran con la institución gaditana en las prácticas curriculares de su alumnado, en este caso durante el curso académico 2016/17. Más de 200 han acudido a recibir un sello distintivo de la UCA como agradecimiento a su cooperación para complementar la formación superior del alumnado antes de incorporarse al mercado de trabajo.

El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, ha presidido el encuentro en compañía del vicerrector de Transferencia e Innovación Tecnológica, Javier Pérez, el secretario del Consejo Social de la UCA, Ismael Vacas, el director General de Transferencia e Innovación Tecnológica, Francisco Javier Fernández, y la directora de secretariado de Relaciones con las Empresas, Juana María Arellano, en el salón de Actos de la Escuela Superior de Ingeniería.

Con la implantación de la nueva normativa de títulos universitarios, las prácticas curriculares se incluyen en las distintas titulaciones de grado y máster de la Universidad de Cádiz y suponen un instrumento necesario para adquirir las competencias transversales requeridas en el mundo laboral, siendo parte esencial de la formación de los estudiantes universitarios.

La Universidad de Cádiz ha hecho entrega de los sellos Empresa/Entidad Colaboradora de la UCA (participantes en las prácticas del alumnado de la UCA durante el último curso) y Empresa/Entidad Colaboradora Distinguida de la UCA (implicadas de forma consecutiva durante los últimos cuatro años).

González Mazo ha agradecido la labor desarrollada por todas las personas de la comunidad universitaria (Vicerrectorado de Transferencia e Innovación Tecnológica, centros, tutores, etc.) implicadas en el desarrollo de las prácticas curriculares y ha felicitado a las casi 750 empresas y entidades colaboradoras que en el curso 2016/17 suscribieron con la Universidad de Cádiz convenios. Un compromiso que ha permitido que más de 2.050 alumnos y alumnas realizaron prácticas curriculares el pasado año académico. El rector ha resaltado dos conceptos: “formación y compromiso”. De un lado, “la formación no estaría completa sin las prácticas” y éstas no serían viables sin el “compromiso y colaboración público privada”; ya que “la responsabilidad de la educación es de todos”.

Al mismo tiempo, ha destacado el esfuerzo de la UCA para que “cualquier estudiante independientemente de su titulación tenga prácticas curriculares” en el marco de una formación dual, “es decir formación en el grado dentro de la empresa, que queremos consolidar aún más ampliándola a pequeñas y medianas empresas”.

En este sentido, ha recordado que la UCA también ha impulsado como fórmula pionera en el sistema universitario español la formación dual de las tesis doctorales industriales en el desarrollo de líneas de innovación estratégicas: gracias a la firma de “convenios con empresas como Cepsa, Acerinox, Bionaturis o Navantia, entre otras, para la puesta en marcha de tesis doctorales industriales responden a esta apuesta, donde resulta clave la participación y el protagonismo de empresas y entidades”. La innovación es “necesaria para la transferencia”, ha insistido el rector, por lo que la UCA tiene sus puertas abiertas a la colaboración  empresarial para que, de este modo, “la relación continúe y se sigua consolidando en el futuro”.

Asimismo, Javier Pérez ha detallado que en el curso anterior, el alumnado pudo optar a 4.570 ofertas con el apoyo de más de 2.000 empresas e instituciones involucradas. Desde la Universidad, con la alianza empresarial, pretende ser “un referente para la formación y agente tecnológico para la transferencia”.

Desde el Consejo Social de la UCA, su secretario ha incidido en el agradecimiento compartido al tejido productivo de la provincia por esta implicación con su universidad, entre sus objetivos está “constituir el mayor pulmón de generación de empleo” en un camino juntos desde el “binomio universidad-empresa”.

Por último, representantes de Acerinox, Dragados Offshore, Verinsur, Leroy Merlin, Manpower, Tapeca, Los tres guisantes o Chiclana Natural también han contado su experiencia de cooperación con la UCA, durante el acto han tenido palabras de agradecimiento para la Universidad de Cádiz, para el profesorado, tutores y centros implicados como también para el propio alumnado, del que han destacado su alta preparación, ganas de aprender y capacidad de adaptación. Y como revulsivo, han afirmado que estas prácticas curriculares a menudo son un puente de entrada a sus negocios, integrándose el estudiante como parte de su equipo de recursos humanos.